Movimiento

Boletin del Movimiento por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de los Trabajadores y las Libertades Democráticas

Movimiento por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de los Trabajadores y las Libertades Democráticas tiene como objetivo fundamental que en nuestro país se dé un cambio de rumbo en lo político, en lo económico y en lo social. Desde el año de 2007 hemos trabajado en la conjunción de una fuerza plural, participativa e incluyente para el logro de este propósito.

 La dispersión de los distintos esfuerzos por transformarlo, hace imprescindible la construcción de un gran acuerdo para impulsar un conjunto de reformas que se retroalimenten y que sean interdependientes, lo que implica la inclusión social y un estricto apego a la democracia.

 En ese sentido, estamos trabajando para generar un gran consenso social para que la ciudadanía —tal y como lo exige la democracia— tome en sus manos los destinos del país. Por ello, estamos convocando a todos los grupos de la sociedad civil, a los sectores políticos, económicos, intelectuales, académicos y a los trabajadores del campo y de la ciudad, a participar en la construcción de un proyecto propio de nuestro país.

 Para el Movimiento por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de los Trabajadores y las Libertades Democráticas, no obstante la generalización del rechazo al modelo socioeconómico y político existente y de los acontecimientos dados en México y en el mundo en los inicios de 2011, el gobierno y el gran capital han insistido en su misma estrategia.

 Los últimos acontecimientos de pérdidas de cultivos en el campo mexicano, han agudizado nuestra dependencia alimentaria. El cambio climático que afectó diferentes estados productores como Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz evidenció la falta de un política integral hacia el sector agropecuario y como salida se priorizó la inversión intensiva y no a los pequeños y medianos productores. Además, la especulación bursátil mundial en el mercado de futuros de granos se ha incentivado, ya sea porque los capitales se están refugiando en ese sector o porque se destinan a producir energéticos, pero el hecho real es que los precios han aumentado al doble y con ello la inflación, las importaciones de granos y el costo de nuestra canasta básica. Hay ya una preocupación mundial por el aumento de los precios de los alimentos y el gobierno mexicano sólo ofrece prisión a los especuladores.

 Persiste, por otra parte, la incertidumbre en la economía mundial, cuyo comportamiento se caracteriza por  inestabilidad, el  lento crecimiento y ahora una creciente inflación. Pero lo peor es que no hay un receta probada que nos indique el camino a seguir. En nuestro país, a pesar del blindaje económico y del crecimiento que tanto presume el gobierno, los elementos sobre los que descansa éste no permiten visualizar un comportamiento sostenido en el futuro. El PIB por habitante es insuficiente para impulsar el mercado interno, no hay un sano equilibrio entre empleo y salarios, está fracturada, la cadena producción-bienestar y el crecimiento industrial del país se da sólo en base a un aumento de ventas de trasnacionales y de la economía de EEUU. Los incrementos en los precios del petróleo y de las gasolinas en el mercado internacional pueden llevar a que los ajustes mensuales a los combustibles en México sean mayores o más frecuentes y con ello más inflación.

 Por ello en el Movimiento por la Soberanía Alimentaria y Energética, insistimos en que la única forma de enfrentar esta problemática es convocar a una gran pacto social y político. El escenario mundial trae incógnitas al por mayor y el mundo árabe las aumentó; sin embargo, en México parecería que no pasa nada grave, o por lo menos así pretenden mirar el presente y proyectar el futuro nuestro gobierno. El futuro exige un proyecto nacional de largo alcance, consensuado a través de un nuevo acuerdo de voluntades y fuerzas políticas, a partir de nuestros problemas y oportunidades particulares en un mundo que seguirá cambiando

 Es por ello que las organizaciones de  nuestro Movimiento, dimos a conocer el 31 de Enero del presente año  un pronunciamiento  en el que sintetizan nuestras principales propuestas para  modificar de raíz  el actual régimen político, económico y social de nuestro país,  nuestras propuestas se agrupan en 5 grades vertientes que son: la reforma del regimen politico, la reforma de la politica economica, la nueva politica social, la reforma agroalimentaria y la reforma de la politica exterior del pais.

 Para promover estos  proyectos desarrollaremos las siguientes acciones: 1). Solicitaremos al Poder Legislativo, que se establezca de inmediato una mesa de diálogo, a fin de construir las alternativas que requiere nuestro país para superar las crisis económica, política y social; 2). Desarrollaremos varios foros temáticos con la participación académicos e intelectuales en la perspectiva de profundizar nuestros proyectos y de ampliar nuestro marco de alianzas; 3). Impulsaremos un programa de acción que incluye movilizaciones en fechas significativas como  el 10 de abril y el 1º. de Mayo; 4- Organizaremos  acciones de los trabajadores del campo y la ciudad que detengan la actual espiral inflacionario, a partir de instrumentar la creación de organizaciones de consumidores, fortalecer las juntas de pobladores e impulsar demandas de acción colectiva contra el aumento del servicio  eléctrico  y por la derogación de la tarifa de alto consumo doméstico y 5). Fortaleceremos la estructura territorial de nuestro movimiento e impulsaremos la unidad de acción y las alianzas con otros referentes, movimientos y organizaciones civiles

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>