2014

STRM

Download Preview

Manifiesto 1o. de mayo

Movimiento Nacional por la Soberanía Alimentaria y Energética los

Derechos de los Trabajadores y las Libertades Democráticas

MANIFIESTO DEL PRIMERO DE MAYO

Convocamos a:

Todos los trabajadores del campo y la ciudad, a los estudiantes, a las mujeres, a los jóvenes y a los ciudadanos en general, a la movilización nacional unitaria, conmemorativa del 1º de Mayo. En el DF las columnas de las organizaciones sociales, arribarán al Zócalo alrededor de las 10:30 a.m. Simultáneamente, en las principales ciudades de la República se organizarán marchas y mítines.

VER DOCUMENTO COMPLETO (PDF,  formato para impresión)

GRUPO TELEVISA ANUNCIÓ QUE ESTÁ EN CONVERSACIONES CON RELACIÓN A UNA ASOCIACIÓN EN EL MERCADO MÓVIL

  

Boletín de Prensa  

México, D.F. a 5 de abril de 2011 – Grupo Televisa, S.A.B. (“Televisa”; BMV:TLEVISA CPO; NYSE:TV) anunció el día de hoy que está en conversaciones para explorar la posibilidad de participar en una asociación en el mercado móvil con Grupo Iusacell S.A. de C.V. (“Grupo Iusacell”).

 

Hasta este momento, un acuerdo entre Televisa y Grupo Iusacell no se ha concretado. No hay garantía de que se llegue a un acuerdo, ni los tiempos o las condiciones de tal acuerdo, en caso de llegarse a concretar.

Grupo Televisa, S.A.B., es la compañía de medios de comunicación más grande en el mundo de habla hispana con base en capitalización de mercado y un participante importante en la industria global de entretenimiento. La compañía está involucrada en la producción y transmisión de televisión, producción de señales de televisión restringida, distribución internacional de programas de televisión, servicios de televisión directa al hogar vía satélite, servicios de televisión por cable y telecomunicaciones, publicación y distribución de revistas, producción y transmisión de programas de radio, espectáculos deportivos y entretenimiento en vivo, producción y distribución de películas, operación de un portal de Internet y participa en la industria de juegos y sorteos. Grupo Televisa tiene también participación accionaria en La Sexta, un canal de televisión abierta en España.

Este boletín de prensa contiene ciertas estimaciones futuras sobre los resultados y perspectivas de Grupo Televisa. Los resultados reales que se obtengan, podrían variar de manera significativa de estas estimaciones. La información sobre eventos o estimaciones futuras contenida en este boletín, se deberá leer en conjunto con el resumen riesgos y el apartado de estimaciones y proyecciones futuras que se incluyen en el informe anual (Forma 20-F) de Televisa, mismos que se mencionan en las secciones “Información Clave – Resumen de Riesgos – Estimaciones y Proyecciones Futuras”. Dicha información, así como, futuros reportes hechos por Televisa o cualquiera de sus representantes, ya sea verbalmente o por escrito, pueden variar de manera significativa de los resultados reales que se obtengan. Estas proyecciones y estimaciones, las cuales se elaboraron con referencia a una fecha determinada, no deben ser consideradas como un hecho consumado. Televisa no asume obligación alguna para actualizar o revisar ninguna de estas proyecciones y estimaciones, ya sea como resultado de nueva información, futuros acontecimientos u otros eventos asociados.

###

La ‘Iniciativa México’ que merecería ser apoyada

Denise Dresser

  • Nuestro país vive una situación sin precedente por los niveles y las formas que ha adoptado la televisión para construir candidaturas presidenciales, chantajear a la clase política, interferir en los procesos legislativos, bloquear la competencia y desacreditar a sus adversarios. El poder intimidatorio y corruptor que han acumulado Televisa y Televisión Azteca amenaza a las instituciones y prácticas que sustentan nuestra vida democrática y a las libertades fundamentales de la sociedad, como la libertad de expresión. Las televisoras han puesto a la democracia mexicana en un contexto de alto riesgo. Por ello, es necesario exigir iniciativas legislativas como una nueva ley de medios que obligue a los concesionarios de un bien público a aceptar la competencia y a actuar con mayor profesionalismo.
    Los objetivos del acuerdo: proponer criterios de acuerdo con las mejores prácticas a nivel global para que el comportamiento de las televisoras no promueva solamente los intereses empresariales y políticos de sus dueños, con demérito al interés público y al pluralismo. Establecer mecanismos para la protección de políticos y figuras públicas incómodas que son borradas de la pantalla o denostadas allí.

    Los criterios del acuerdo
    1) Tomar postura en contra de la promoción política de Enrique Peña Nieto en Televisa, disfrazada de infomercial; en contra de los paquetes publicitarios negociados con TV Promo que incluyen la compra de entrevistas en los principales noticieros; en contra del silencio televisivo que se guarda sobre el caso de Atenco o los femenicidios en el Estado de México o cualquier tema controvertido que podría evidenciar las fauces del joven dinosaurio que Televisa ha concebido. Bajo ninguna circunstancia los ciudadanos debemos justificar las acciones que Televisa ha emprendido para construir una candidatura presidencial a la medida de sus intereses.
    2) No convertirnos en cómplices voluntarios de una duopolio que busca legitimación social, intentando presentarse como “socialmente responsable” con propósitos propagandísticos. Los ciudadanos no debemos permitir que Televisa y Televisión Azteca nos conviertan en instrumento o en parte del conflicto que mantienen actualmente con Televisa/Telcel. Debemos evitar usar el lenguaje y la terminología que emplean los dueños de las televisoras y no propiciar que se conviertan –a través de la “Iniciativa México”— en héroes públicos.
    3) Dimensionar adecuadamente la información. Presentar siempre las cifras de concentración del espectro radioeléctrico en su justa medida y señalar el efecto negativo que esta concentración –en tan sólo dos empresas– tiene para la competencia, la innovación y la productividad. Explicar cuál es el tamaño y la situación real del problema duopólico y cómo afecta a la sociedad y a los procesos políticos, dado el precedente perverso que sentó la “Ley Televisa”.
    4) Atribuir responsabilidades explícitamente. La información que se difunda sobre el duopolio debe asignar a cada quien la responsabilidad que le corresponde sobre los hechos irregulares y al margen de la ley como la toma del Chiquihuite, la renuencia a mostrar los “spots” del IFE, el cabildeo de ambas empresas contra reformas a la Ley Federal de Competencia, la forma en la cual Televisa “borró” al senador Santiago Creel de la pantalla, el chantaje a los partidos políticos en el contexto de aprobación de la “Ley Televisa”, etc. En caso de que alguna acción de las televisoras caiga en excesos o esté fuera de la ley –como en la toma del Chiquihuite– habrá que seguir denunciando el ejercicio indebido del poder y la pasividad del Gobierno.
    5) Exigir que no se prejuzguen culpables. Los ciudadanos debemos demandar que la información de los detenidos presentados por las televisoras se maneje bajo el supuesto de la presunción de inocencia, en tanto que esos personajes no cuenten con una sentencia condenatoria. La presunción de inocencia ha sido violada en múltiples ocasiones por las televisoras como ocurrió recientemente en el caso de Florence Cassez, cuando el montaje armado por Genaro García Luna la presentó como culpable de antemano ante la opinión pública. Asimismo, los ciudadanos debemos exigir que el Gobierno no ofrezca el paso de detenidos por la pantallas de las televisoras, aún antes de que hayan rendido su declaración formal ante el Ministerio Público, como ocurrió con “El J.J.”.
    6) Exigir que se proteja a las víctimas de quienes son agredidos por las televisoras. Allí está el caso de la denostación a los ministros de la Suprema Corte cuando votaron en favor de la inconstitucionalidad de la “Ley Televisa”; el caso de Francisco Gil Díaz cuando fue atacado por denunciar las irregularidades de la controvertida transacción Codisco-Unefon llevada a cabo por Ricardo Salinas Pliego; el caso de José Esteban Chidiac, criticado por Javier Alatorre cuando intentó frenar la ley a modo que Salinas Pliego promovió en el tema de los corresponsales bancarios; el caso de la agresión a los Saba por empujar una tercera cadena de televisión, el caso de Miguel Angel Toscano, obligado a renunciar porque buscó regular la publicidad de los productos “milagro”, el caso de Santiago Creel, cuya cabeza fue difuminada por su posición crítica en torno al duopolio.
    7) Alentar la participación y la denuncia ciudadana para que haya una nueva Ley de Radio y Televisión que promueva la competencia en el sector, modernice y fortalezca la regulación, incentive la innovación y lleve al surgimiento de programas de mayor calidad, cobertura con mayor objetividad, comportamiento periodístico guiado por el profesionalismo y no por la agenda política de los dueños.
    8) Proteger a los periodistas, analistas, intelectuales, figuras públicas, legisladores y reguladores que disienten de las directrices que marcan las televisoras. Se ha vuelto una práctica común utilizar los espacios televisivos para dirimir fobias personales y políticas en contra de quienes llevan años señalando el peligro que la concentración duopólica significa para la vida democrática, la competencia electoral, la cobertura noticiosa plural, los procesos legislativos, la autonomía de los diputados, la independencia de los candidatos presidenciales, la libertad de expresión. Las acusaciones de “mezquindad” en contra de quienes –por razones legítimas– no han querido suscribir la “Iniciativa México” tal y como ha sido planteada reflejan una profunda falta de entendimiento sobre la pluralidad y la diversidad de posturas que cualquier democracia debe fomentar en lugar de criticar.
    9) Solidarizarse ante cualquier amenaza o acción contra reporteros y medios que resulten incómodos para el duopolio televisivo, para los concesionarios que buscan proteger sus concesiones, para los que se oponen a la competencia, para los que quieren seguir usando la pantalla con el objetivo de promover candidaturas presidenciales afines a sus intereses – como en el caso de Televisa/Enrique Peña Nieto–, para los que quieren seguir manteniendo el statu quo, para quienes intentan ocultar el problema estructural que aqueja a la televisión mexicana detrás de una iniciativa dedicada a limpiar su imagen.
    10)Participar en el combate al duopolio. Es responsabilidad de los ciudadanos seguir denunciando el comportamiento cuestionable de televisoras que para congraciarse con Felipe Calderón –en medio de un pleito feroz contra Carlos Slim/Telmex/Telcel– ofrecen apoyar al gobierno en los términos que el presidente ha exigido. Felipe Calderón reitera que la guerra contra el crimen organizado se va ganando aunque no parezca, y que el problema de fondo es uno de “percepciones”. En este momento, las televisoras se declaran sus aliadas y prometen ofrecer la cobertura balanceada que Los Pinos ha demandado una y otra vez. Pero lo que la ciudadanía debe recordar es que le toca denunciar a los enemigos de la democracia dondequiera que se encuentren. Ya sea en las calles de Ciudad Juárez o en el camino al Ajusco o en las oficinas de avenida Chapultepec.

El duopolio televisivo ataca para evitar la competencia en televisión abierta:TELMEX

Telmex acusa al “duopolio televisivo” de atacar para evitar competencia; comisión del Senado urge a legislar para pacificar a las empresas de telecomunicaciones
Cecilia Téllez Cortés | Negocios
2011-03-08 | Hora de creación: 23:03:58| Ultima modificación: 23:41:58

El duopolio televisivo ataca para evitar la competencia en televisión abierta, afirma Teléfonos de México -Telcel, al reiterar que los agravios en su contra son producto de una estrategia que pretende tergiversar los costos que ofrece de las tarifas de interconexión y cuyos beneficios no han logrado trasladar éstas empresas a sus clientes.

Telmex afirma que “para poder ofrecer mejores servicios, calidad y tarifas, no se requieren amenazas sino de inversión no condicionada para desplegar redes con tecnología de punta como la de Telcel en todo el territorio nacional. Es condición común entre los operadores el no tener obligaciones de inversión y cobertura social en sus títulos de concesión y buscar siempre acceso gratuito a las redes de otros operadores”.

El sector de telecomunicaciones en México, señala Telmex-Telcel, no se va a desarrollar y lograr los objetivos de “Cobertura, Convergencia y Competencia” con base en el pago de precios de ganga de espectro radioeléctrico e interconexión, sino con base en compromisos de inversión que aseguren más infraestructura, más capacidad, más servicios y más cobertura.

Al respecto, Carlos Sotelo García presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía en el Senado dijo que el Congreso de la Unión no debe ser espectador en la disputa entre las empresas de Telecomunicaciones. Las comisiones legislativas deben dictaminar las reformas pendientes en la materia, a fin de “fijar reglas que permitan una competencia sana y desplegar las nuevas tecnologías de la información y comunicación a la mayor parte de los ciudadanos”.

El Senador por el PRD  lamentó que no haya la firmeza de un Estado que fije reglas en las normas jurídicas que permitan una competencia sana y el desarrollo de todas las empresas.

Señaló que el Estado tiene la responsabilidad de generar políticas públicas para garantizar “un mayor y mejor acceso de la población al uso y disfrute de las nuevas tecnologías”, las cuales “no pueden ser vistas solamente como elementos para grandes negocios”.

Movimiento

Boletin del Movimiento por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de los Trabajadores y las Libertades Democráticas

Movimiento por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de los Trabajadores y las Libertades Democráticas tiene como objetivo fundamental que en nuestro país se dé un cambio de rumbo en lo político, en lo económico y en lo social. Desde el año de 2007 hemos trabajado en la conjunción de una fuerza plural, participativa e incluyente para el logro de este propósito.

 La dispersión de los distintos esfuerzos por transformarlo, hace imprescindible la construcción de un gran acuerdo para impulsar un conjunto de reformas que se retroalimenten y que sean interdependientes, lo que implica la inclusión social y un estricto apego a la democracia.

 En ese sentido, estamos trabajando para generar un gran consenso social para que la ciudadanía —tal y como lo exige la democracia— tome en sus manos los destinos del país. Por ello, estamos convocando a todos los grupos de la sociedad civil, a los sectores políticos, económicos, intelectuales, académicos y a los trabajadores del campo y de la ciudad, a participar en la construcción de un proyecto propio de nuestro país.

 Para el Movimiento por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de los Trabajadores y las Libertades Democráticas, no obstante la generalización del rechazo al modelo socioeconómico y político existente y de los acontecimientos dados en México y en el mundo en los inicios de 2011, el gobierno y el gran capital han insistido en su misma estrategia.

 Los últimos acontecimientos de pérdidas de cultivos en el campo mexicano, han agudizado nuestra dependencia alimentaria. El cambio climático que afectó diferentes estados productores como Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz evidenció la falta de un política integral hacia el sector agropecuario y como salida se priorizó la inversión intensiva y no a los pequeños y medianos productores. Además, la especulación bursátil mundial en el mercado de futuros de granos se ha incentivado, ya sea porque los capitales se están refugiando en ese sector o porque se destinan a producir energéticos, pero el hecho real es que los precios han aumentado al doble y con ello la inflación, las importaciones de granos y el costo de nuestra canasta básica. Hay ya una preocupación mundial por el aumento de los precios de los alimentos y el gobierno mexicano sólo ofrece prisión a los especuladores.

 Persiste, por otra parte, la incertidumbre en la economía mundial, cuyo comportamiento se caracteriza por  inestabilidad, el  lento crecimiento y ahora una creciente inflación. Pero lo peor es que no hay un receta probada que nos indique el camino a seguir. En nuestro país, a pesar del blindaje económico y del crecimiento que tanto presume el gobierno, los elementos sobre los que descansa éste no permiten visualizar un comportamiento sostenido en el futuro. El PIB por habitante es insuficiente para impulsar el mercado interno, no hay un sano equilibrio entre empleo y salarios, está fracturada, la cadena producción-bienestar y el crecimiento industrial del país se da sólo en base a un aumento de ventas de trasnacionales y de la economía de EEUU. Los incrementos en los precios del petróleo y de las gasolinas en el mercado internacional pueden llevar a que los ajustes mensuales a los combustibles en México sean mayores o más frecuentes y con ello más inflación.

 Por ello en el Movimiento por la Soberanía Alimentaria y Energética, insistimos en que la única forma de enfrentar esta problemática es convocar a una gran pacto social y político. El escenario mundial trae incógnitas al por mayor y el mundo árabe las aumentó; sin embargo, en México parecería que no pasa nada grave, o por lo menos así pretenden mirar el presente y proyectar el futuro nuestro gobierno. El futuro exige un proyecto nacional de largo alcance, consensuado a través de un nuevo acuerdo de voluntades y fuerzas políticas, a partir de nuestros problemas y oportunidades particulares en un mundo que seguirá cambiando

 Es por ello que las organizaciones de  nuestro Movimiento, dimos a conocer el 31 de Enero del presente año  un pronunciamiento  en el que sintetizan nuestras principales propuestas para  modificar de raíz  el actual régimen político, económico y social de nuestro país,  nuestras propuestas se agrupan en 5 grades vertientes que son: la reforma del regimen politico, la reforma de la politica economica, la nueva politica social, la reforma agroalimentaria y la reforma de la politica exterior del pais.

 Para promover estos  proyectos desarrollaremos las siguientes acciones: 1). Solicitaremos al Poder Legislativo, que se establezca de inmediato una mesa de diálogo, a fin de construir las alternativas que requiere nuestro país para superar las crisis económica, política y social; 2). Desarrollaremos varios foros temáticos con la participación académicos e intelectuales en la perspectiva de profundizar nuestros proyectos y de ampliar nuestro marco de alianzas; 3). Impulsaremos un programa de acción que incluye movilizaciones en fechas significativas como  el 10 de abril y el 1º. de Mayo; 4- Organizaremos  acciones de los trabajadores del campo y la ciudad que detengan la actual espiral inflacionario, a partir de instrumentar la creación de organizaciones de consumidores, fortalecer las juntas de pobladores e impulsar demandas de acción colectiva contra el aumento del servicio  eléctrico  y por la derogación de la tarifa de alto consumo doméstico y 5). Fortaleceremos la estructura territorial de nuestro movimiento e impulsaremos la unidad de acción y las alianzas con otros referentes, movimientos y organizaciones civiles